Dirección: Obregón y Julián Carrillo
S/N. Edificio Rectoría. Mexicali B.C.
C.P 21100

Teléfono:(686)551-82-22 Ext. 33030

Correo Electrónico:

contraloriasocial@uabc.edu.mx

¿Qué es la Contraloría Social?

En la actualidad se generan nuevas formas de relación entre el gobierno y los ciudadanos; de esta manera se compromete voluntariamente y de manera corresponsable la actividad gubernamental y la participación ciudadana en el cumplimiento de las obligaciones y en la demanda de los derechos fundamentales de la población.
Una de las formas de participación de la ciudadanía es la Contraloría Social, la cual se define como:
“El conjunto de acciones de control, vigilancia y evaluación que realizan las personas, de manera organizada o independiente, en un modelo de derechos y compromisos ciudadanos, con el propósito de contribuir a que la gestión gubernamental y el manejo de los recursos públicos se realicen en términos de transparencia, eficacia, legalidad y honradez, así como para exigir la rendición de cuentas a sus gobernantes".
Los Objetivos de la Contraloría Social son:
Promover que se proporcione a la población información completa, oportuna, confiable y accesible respecto a los programas, acciones y servicios, sus objetivos, normas y procedimientos de operación.
Impulsar actitudes de corresponsabilidad gobierno-ciudadanía, invitando a los miembros de la comunidad a la reflexión colectiva acerca de los problemas de desarrollo social de su localidad, barrio, colonia, municipio o estado y a proponer soluciones para el mejoramiento de sus condiciones de vida.
Contribuir al fortalecimiento de los procesos de autogestión de la población.
Contribuir al cumplimiento cabal de los programas de gobierno.
Promover que los miembros de la comunidad participen activamente en los procesos de planeación, establecimiento de prioridades, sistematización, realización, control, vigilancia, supervisión y evaluación de acciones, programas y proyectos.
Contribuir a garantizar que la elección de los representantes comunitarios para el funcionamiento de los programas sociales se realice democráticamente.
Impulsar que la actuación de los servidores públicos y de la ciudadanía se apegue a valores éticos y cívicos propios de toda democracia.
Fortalecer el control institucional por medio de contralores sociales que desarrollen funciones de vigilancia y supervisión de recursos.
Incorporar a la ciudadanía en el combate a la corrupción.
Impulsar la comunicación del gobierno con los ciudadanos.
Fomentar los principios de transparencia, rendición de cuentas y participación ciudadana para fortalecer la democracia a la que aspiramos.
Contribuir a elevar la confianza y credibilidad mutua entre el gobierno y los ciudadanos.